Home > Diccionario Forex > Subasta de bonos/deuda pública

Subasta de bonos/deuda pública

¿Qué es una subasta de deuda pública?

También se puede ver como subasta de bonos del tesoro o de bonos del estado. Esta subasta es el proceso de venta de deuda pública (en forma de bonos gubernamentales) a los inversores. Esta venta es realizada en forma de subasta para intentar minimizar el coste de la deuda del país.

Por norma general existen dos vías diferentes por las que los gobiernos pueden adquirir financiación para su deuda pública:

  • Subasta pública a la que pueden acceder un gran número de inversores y suele promover un alto grado de competitividad y transparencia.
  • Emisión de bonos a través bancos con condiciones pactadas entre el emisor (el gobierno) y un determinado grupo de bancos.

Actualmente la subasta pública es la principal vía de financiación de la deuda pública en países desarrollados. De forma básica, cada inversor realiza una oferta al gobierno y el gobierno va adjudicando sus bonos de deuda al mejor postor.

Ejecución de una subasta de bonos del estado

Puede haber procesos específicos en cada país pero de forma general el proceso de subasta de deuda puede seguir un transcurso de acontecimientos como el que describiremos a continuación.

El proceso de subasta de deuda pública comienza con un anuncio que realiza el Banco Central del país, por ejemplo el Banco de Inglaterra, diciendo cuánto dinero va a intentar conseguir en la subasta. En este anuncio se incluye la fecha y lugar en el que se desarrollará la subasta pública y el plazo de los bonos a subastar (bonos a 1 año, a 5, etc). Es común que la subasta física tenga lugar en las dependencias del banco central aunque se puede participar sin necesidad de asistir a través de agentes. Durante la subasta suelen estar presentes un oficial del banco central y algún representante del ministerio de economía.

Tras el anuncio del banco central, los participantes en los mercados de bonos, como distribuidores (dealers), brokers, instituciones financieras así como inversores individuales pueden enviar la cantidad de bonos que están dispuestos a comprar y el precio que quieren recibir, es decir, cada interesado en la compra de bonos envía el número de bonos que quiere comprar y el precio Bid que quiere recibir. Estos envíos suelen realizarse a través de una red de comunicación electrónica entre distribuidores autorizados. Este envío puede realizarse desde el anuncio del banco central hasta el día y hora en que se ejecute la subasta y que es especificada en el propio anuncio. Cada participante suele tener un límite de envío, por ejemplo 3, siendo normalmente tomado como válido el último.

Cuándo llega el momento de la ejecución de la subasta el sistema ordena los bids recibidos de forma creciente y va adjudicando los bonos vendidos hasta alcanzar el monto que el banco central había puesto en su anuncio. Normalmente, si hay suficientes inversores a buenos precios la subasta prosigue aunque que se haya alcanzado dicha cantidad.

El éxito de una subasta de deuda pública es medido, entre otras formas, por el ratio cubierto del monto ofertado. Por ejemplo, si el banco central anunció que iba a hacer una subasta de bonos por un valor total de 50 mil millones de euros y en la subasta consigue sacar al mercado 100 mil millones porque ha habido inversores suficientes con buenas ofertas, el ratio cubierto será de 2. Con un ratio de 2 o superior la subasta es considerada exitosa.

Tras cada subasta los inversores suelen estudiar los cambios en la rentabilidad de los bonos. Si la rentabilidad ha subido respecto a la subasta anterior, significa que los inversores han demandado precios mayores al gobierno; esto se traduce en que el gobierno pagará unos intereses más altos y normalmente se debe a una mayor desconfianza hacia la situación finaciera del país. En el caso contrario, si se observa una rentabilidad menor, el gobierno pagará unos tipos de interés menores; esto se debe, por lo general, a una mayor confianza en el estado y una percepción del riesgo país menor. En la confianza de los inversores hacia el país tienen un papel muy importante las agencias de calificación crediticia.

Lecturas relacionadas