Home > Diccionario Forex > Moody’s

Moody’s

¿Qué es Moody’s?

Moody’s se utiliza frecuentemente para referirse a Moody’s Investors Service, la agencia de calificación crediticia de la compañía Moody’s Corporation.

Moody’s Investors Service es una de las tres grandes compañías de calificación de crédito y abarca la calificación de bonos de deuda tanto del sector privado como público. Moody’s otorga una calificación, según una escala estandarizada de letras y números, a la solvencia de los prestatarios (los emisores de los bonos). Esta escala mide la pérdida que puede sufrir el inversor en caso de que el prestatario incumpla sus obligaciones.

Historia

La historia de Moody’s puede remontarse a otras dos agencias que John Moody estableciera a principios del siglo XX. En 1900 John Moody, considerado inventor de la calificación de crédito moderna, publicó Moody’s Manual of Industrial and Miscellaneous Securities, su primera evaluación del mercado de valores, y fundó John Moody & Company. La venta de esta manual fue todo un éxito.

El crac de 1907 hizo aumentar la demanda de análisis independientes aunque Moody’s se vio obligado a vender su negocio debido a falta de capital.

En esta época en Estados Unidos existía un extenso mercado de bonos privados para financiar la industria ferroviaria que se encontraba en plano auge. Moody’s volvió en 1909 con una publicación centrada exclusivamente en el mercado de bonos del sector ferroviario, Analysis of Railroad Investments, publicado bajo una nueva compañía, Moody’s Analyses Publishing Company. Moody’s comenzaría a publicar por primera vez la calificación crediticia de bonos públicos de forma amplia y accesible y también por primera vez alguien comenzó a cobrar una cuota de suscripción a los inversores por el servicio de información. Le siguieron las empresas que darían lugar a las otras dos grandes, Poor’s en 1916 y Standard Statistics Company en 1922 (que darían lugar a Standard & Poor’s) y Fitch Publishing Company en 1924.

En 1914 fundó Moody’s Investors Service y para 1924 la agencia Moody’s cubría prácticamente el 100% del mercado de bonos públicos de Estados Unidos.

En la década de 1930 el creciente mercado de bonos en Estados Unidos hizo que se fueran creando más y más leyes regulatorias y organismos como el Securities and Exchange Commission (SEC). Entre estas regulaciones, a los bancos sólo se les permitía mantener inversiones especulativas en bonos calificados dentro del «grado de inversión» por las agencias Moody’s, Standar & Poor’s y Fiitch.

En 1962 Moody’s Investors Service fue comprada por la compañía Dun & Bradstreet, aunque ambos continuaron operando de forma independiente.

En la década de 1970 Moody’s se expandió a la deuda comercial y comenzó a cobrar a los emisores bonos por calificarle, además de cobrar la cuota de suscripción a los inversores. El final del Sistema de Bretton Woods en 1971 supuso la liberalización de muchas de las regulaciones restrictivas y la expansión global de los mercados de capitales. Esto hizo crecer de forma sustancial los bonos calificados y con ello el tamaño y número de agencias de calificación crediticia. En 1975 Moody’s Investor Service fue nombrada NRSROs (Nationally Recognized Statistical Ratings Organizations) por la SEC junto con otras nueve compañías. La SEC comenzó a utilizar sus calificaciones de crédito como base para muchas de las regulaciones y normativas que emitía.

En 1985 Moody’s abre una oficina en Tokyo (Japón), la que sería su primera oficina fuera de Estados Unidos.

El número de países cubiertos por Moody’s ha pasado de 3 en 1975, a 33 en 1990 y a más de 100 en el año 2000. Los anuncios de Moody’s sobre posible rebaja de la calificación de los bonos de un país puede tener un gran impacto en los mercados de deuda y con ello un alto impacto también a nivel político y económico en el país.

Debido principalmente a las presiones de accionistas institucionales de la compañía, en Diciembre de 1999 Dun & Bradstreet anunció la separación de Moody’s Investors Service como una compañía separada que saldría a cotizar en bolsa. Nace Moody’s Corporation como compañía que opera Moody’s Investors Service. En 5 años el valor de las acciones de Moody’s subieron un 300%.

Calificaciones de Moody’s

De acuerdo a lo que se puede leer en la página web de Moody’s, en Ratings Definitions, la finalidad de las calificaciones es «proporcionar a los inversores un sencillo sistema de calificación del futuro crediticio relativo de los valores calificados» (The purpose of Moody’s ratings is to provide investors with a simple system of gradation by which future relative creditworthiness of securities may be gauged.). Añade que las calificaciones «no deben ser interpretados como recomendaciones» y que la calificación no habla del precio de mercado ni de su tendencia, aunque las condiciones del mercado si pueden afectar a la calificación emitida así como al riesgo de crédito.

La escala de letras utiliza A, B y C, siendo A mejor y C peor. Va desde Aaa (la mejor) hasta C (la peor). A cada calificación de letras desde Aa hasta Caa añade números (1, 2 y 3) siendo una clasificación mejor a menor número.

A continuación se puede encontrar la escala de calificación de crédito utilizada por Moody’s:

Calificación de crédito de Moody’s
Grado de Inversión
Calificación Calificación a largo plazo Calificación a corto plazo
Aaa Aaa es la máxima calificación y el menor riesgo de crédito. Prime-1
La mejor capacidad para reembolsar las obligaciones de deuda a corto plazo
Aa1 Alta calidad y muy bajo riesgo de crédito. Susceptibilidad a riesgo a largo plazo parece mayor que en Aaa.
Aa2
Aa3
A1 Grado medio-alto y bajo riesgo pero con elementos que sugieren deterioro a largo plazo.
A2 Prime-1/Prime-2
Muy alta capacidad para reembolsar las obligaciones de deuda a corto plazo
A3
Baa1 Calidad media con algunos elementos especulativos. Riesgo moderado. Prime-2
Alta capacidad para reembolsar las obligaciones de deuda a corto plazo
Baa2 Prime-2/Prime-3
Capacidad alta-aceptable para reembolsar las obligaciones de deuda a corto plazo
Baa3 Prime-3
Capacidad aceptable para reembolsar las obligaciones de deuda a corto plazo
Grado especulativo
Calificación Calificación a largo plazo Calificación a corto plazo
Ba1 Tiene claramente elementos especulativos y riesgo de crédito significativo. «Calidad de crédito cuestionable». Not Prime
No encaja en ninguna categoría Prime.
Ba2
Ba3
B1 Es especulativo y con alto riesgo de crédito. «Calidad de crédito pobre»
B2
B3
Caa1 Calidad muy pobre y muy alto riesgo de crédito.
Caa2
Caa3
Ca Las obligaciones Ca son altamente especulativos y están incumpliéndose o a punto de incumplirse aunque hay signos de que pueda recuperarse la inversión principal, incluso el interés.
C Esta calificación es para los bonos de peor calidad y normalmente están en incumplimiento con bajo potencial de recuperación.

Calificaciones especiales

WR – Calificación Retirada
NR – No calificado
P – Provisional

Calificaciones bancarias individuales

Moody’s también califica la fortaleza financiera de cada banco de forma individual.

A – «Fortaleza financiera intrínseca superior»
B – «Fuerte fortaleza financiera intrínseca»
C – «Adecuada fortaleza financiera intrínseca»
D – «Modesta fuerza intrínseca financiera, que puede necesitar algún apoyo exterior a veces»
E – «Muy modesta fuerza intrínseca financiera, con una probabilidad mayor de ayuda externa periódica»

El papel de Moody’s en los mercados

Moody’s es una de las tres grandes empresas del sector de la calificación de crédito junto a Standard & Poor’s y Fitch. Las tres son referidas a menudo como el Big Three (las tres grandes). Es frecuente que la calificación de crédito de estas tres compañías sea vista como intercambiable, sin embargo cada una califica los bonos de forma diferente. Por ejemplo, Standard & Poor’s y Fitch miden la probabilidad de que el emisor de un determinado título de deuda no cumpla con sus obligaciones. Moody’s por su parte mide las pérdidas esperadas del inversores en el caso de que no se cumplan con las obligaciones. Estas tres compañías tienen una amplia cuota de mercado y operan en todo el mundo.

Tanto Moody’s como sus competidores tienen un papel muy destacado en el mercado de capital donde gobiernos y compañías pueden reunir fondos a largo plazo (por lo general a más de 1 año) mediante la emisión de bonos y títulos de deuda. Las agencias de calificación de crédito califican el riesgo de crédito de estos bonos y su análisis son frecuentemente utilizados por bancos e instituciones financieras así como inversores individuales como análisis complementarios y comparativos para sus decisiones. Dada su amplia cuota de mercado pueden influir notablemente en la decisión de muchos inversores e influir así en los mercados.

Las agencias de calificación además juegan un papel importante en las leyes y regulación de los mercados financieros. Por ejemplo, en Estados Unidos se han utilizado las calificaciones de las Nationally Recognized Statistical Rating Organizations (NRSROs), como Moody’s, como base para numerosas normativas. No obstante, este uso ha reforzado efectos cíclicos y esto llevó a que el Financial Stability Board (FSB – http://www.financialstabilityboard.org/) estableciera en el 2010 una serie de principios para reducir la dependencia entre las agencias de calificación de crédito y las leyes, regulaciones y prácticas de mercado para los páises miembros del G-20.

Con tanta repercusión no es extrañar que cada vez que una de las tres grandes compañías de calificación de crédito anuncia un cambio en la calificación de un determinado bono tenga un fuerte impacto en los mercados de deuda, especialmente con los anuncios de rebaja de calificación.

Enlaces Externos