Dólar neozelandés

eFXto enero 03, 2012 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

¿Qué es el dólar neozelandés?

Es la divisa oficial de Nueva Zelanda. Su código ISO 4217 es NZD. También circula en en las Islas Cook, Niue, Tokelau y las Islas Pitcairn.

En el mercado de divisas el dólar neozelandés es comúnmente llamada “kiwi” y es una de las 10 divisas más negociadas a nivel mundial.

Historia del dólar en Nueva Zelanda

En Nueva Zelanda se utilizaba la libra esterlina. A partir de 1933 se siguió utilizando la libra pero ya distinta a la libra esterlina.

Desde los años 1930 se estuvo pensando en un cambio del sistema monetario en Nueva Zelanda pero ningún plan llegó a materializarse hasta 1963 cuándo se decidió pasar a un sistema decimal y con este cambio se introdujo el nombre dólar aunque otros fueron propuestos como “kiwi” o “zeal”. En 1964 se promulgó la ley que establecería las pautas para esta transición cuya fecha fue puesta el 10 de Julio de 1967.

Así, el 10 de Julio de 1967 se introdujo el dólar neozelandés, el cuál reemplazó a la libra a un tipo de cambio de 2 dólares = 1 libra.

Tipo de cambio

El dólar neozelandés tuvo al principio un tipo de cambio fijo respecto al dólar estadounidense a 1,62 USD = 1 NZD. Este tipo de cambio se cambio el 21 de Noviembre de 1967 a 1,12 USD = 1 NZD.

En 1971 el dólar estadounidense fue devaluado en relación al oro, lo que llevó al dólar neozelandés a adoptar un sistema de tipos de cambio fijo en el que se aceptaba una fluctuación del 4,5% respecto al dólar estadounidense.

Desde el 9 de Julio de 1973 al 4 de Marzo de 1985 el dólar neozelandés fue fijado respecto a una cesta de divisas. A partir del 4 de Marzo de 1985 se pasó a un sistema de tipo de cambio flotante con una tasa inicial de 1 NZD = 0,4444 USD. Desde entonces el valor del dólar neozelandés ha fluctuado según el comercio en los mercados financieros. El valor del dólar neozelandés es afectado fuertemente por el comercio de divisas y está entre las 10 divisas más comerciadas del mundo.

El 11 de Junio de 2007 el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (http://www.rbnz.govt.nz/) intervinó en el mercado de divisas para intentar bajar el valor del dólar neozelandés. Esta marcaría la primera intervención del banco central de Nueva Zelanda en el mercado desde que el dólar neozelandés pasase a un sistema de tipo de cambio flotante.

El dólar neozelandés contribuye en una parte muy importante al intercambio de divisas total en el mercado forex, en exceso si se compara con su población o PIB. De acuerdo con los datos publicados por Bank for International Settelments, el intercambio del dólar neozelandés en el mercado de divisas representó una media diaria del 1,6% del volumen total.

Debido a que el dólar de Nueva Zelanda ha sido una divisa cuyo valor derivaba de la regulación gubernamental durante un lago período de tiempo, se pueden ver altas tasas de inflación en la historia de la economía de Nueva Zelanda.

Mostrar Mas

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.