Dólar Australiano

eFXto mayo 07, 2011 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

¿Qué es el dólar australiano (AUD)?

El dólar australiano es la moneda oficial del Commonwealth de Australia. Incluye Australia y los territorios australianos de Islas Christmas, Islas Cocos y las Islas Norfok. También los territorios independientes del Pacífico Kiribati, Nauru y Tuvalu. Su código ISO 4217 es AUD.

En forex (mercado de divisas) al dólar australiano se le llama frecuentemente aussie (australiano en inglés).

Historia del AUD

Australia estaba utilizando la libra australiana, introducida en 1910 y oficialmente distinguida de la libra esterlina desde su devaluación en 1931. El dólar australiano entró en circulación el 14 de Febrero de 1966 sustituyendo a la libra australiana.

El tipo de cambio para el dólar australiano fue fijado en un principio a la libra esterlina a un ratio 2.50 AUD = 1 GBP, en contra de la mayoría de relaciones internacionales de la época que, bajo los acuerdos de Bretton Woods, fijaban el valor de numerosas divisas respecto al dólar estadounidense (cuyo valor, a su vez, se fijaba respecto al oro, vea el oro, la otra divisa). En 1967 Australia hizo efectivo su abandono del área esterlina cuándo la libra esterlina fue devaluada frente al dólar estadounidense y el dólar australiano no le siguió pasando el valor del AUD a fijarse respecto al dólar australiano a un ratio 1 AUD = 1.12 USD.

Política de tipo de cambio en Australia

En Australia se mantuvo fijo el tipo de cambio de sus divisas hasta 1983. Primero se fijó el valor de la libra australiana respecto a la libra esterlina, posteriormente el dólar australiano respecto a la libra esterlina y más tarde se fijaría el valor del dólar australiano respecto al dólar estadounidense bajo los acuerdos de Bretton Woods.

En 1971 se dejó de lado los acuerdos de Bretton Woods y Australia cambió el tipo de tipo de cambio respecto a una divisa a extranjera a un tipo de cambio fluctuante frente al dólar estadounidense. En 1974 se abandonó este sistema y el dólar australinao paso a determinar su valor respecto a una cesta de divisas llamada Trade Weighted Index (TWI) en un esfuerzo del Banco de Reserva de Australia (Reserve Bank of Australia) de reducir las fluctuaciones asociadas a la relación del dólar australiano y el dólar estadounidense. Inicialmente la valoración del TWI se hacía diariamente y en Noviembre de 1976 se paso una valoración periódica más espaciada en el tiempo.

En Diciembre de 1983, el gobierno laborista australiano, liderado por el primer ministro Bob Hawke y el tesorero Paul Keating, llevaron al dólar australiano hacia un tipo de cambio flotante que refleja la balanza de pagos y otros conductores del mercado.

Mostrar Mas

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.