Derivado financiero

eFXto junio 30, 2011 0 Comentarios

¿Qué es un derivado financiero?

Un derivado financiero, también llamado instrumento derivado, es un producto financiero (o contrato financiero) cuyo valor depende del valor de otro activo.

Por ejemplo, un futuro sobre divisas se basa en el valor (tipo de cambio) de un par de divisas.

El activo del que depende el valor del producto financiero se llama activo subyacente y pueden ser muy variados y extensos: divisas, materias primas, renta fija, bonos, acciones, productos energéticos, índices bursátiles, etc.

Características de un derivado financiero

Un derivado financiero tiene características propias de cada uno dependiendo sobre todo del activo subyacente. No obstante, hay características comunes a todos, enre ellas:

  • El valor del derivado subyacente varía con los cambios del valor del activo subyacente.
  • Los contratos productos derivados no requieren una inversión incial o esta es muy pequeña en comparación con otros productos fiancieros que respondan de forma similar a cambios en el mercado del activo subyacente. Esto permite mayores ganancias, pero también mayores pérdidas.
  • La liquidación del contrato se realiza en una fecha futura.
  • Los derivados financieros pueden ser objeto de comercialización en los mercados financieros.

Tipos de derivados financieros

Los derivados financieros se pueden clasificar en diferentes tipos según criterios diferentes como el tipo de contrato, el activo subyacente, finalidad, lugar de negociación o la complejidad del producto.

En función del tipo de contrato

Dependiendo del tipo de contrato, los derivados financieros se pueden definir los siguientes tipos:

  • Permutas financieras (conocidas como swaps).
  • Contratos de futuros, ya sean negociados en un mercado organizado o no. Se incluyen los forwards y las compra-ventas a plazo.
  • Opciones (incluyéndose los warrants).
  • Contratos por diferencia

En función de la complejidad del contrato

En función de la complejidad del contrato se pueden dividir los derivados en financieros en dos tipos, los conocidos como «plain vanilla» o simplemente vanilla que son los convencionales, o los conocidos como «exóticos».

En función del lugar de negociación

Los derivados financieros se pueden negociar en mercados organizados (M.M.O.O.) o mercados OTC («Over The Counter«). La principal diferencia entre ambos es que en los mercados organizados los contratos de derivados financieros son productos estandarizados y, por tanto, todos los participantes en el mercado acceden con las mismas condiciones y mismos precios. En los mercados OTC los contratos se realizan según los acuerdos a los que lleguen ambas partes, comprador y vendedor.

En función del activo subyacente

En función de la naturaleza del activo subyacentes los derivados financieros pueden clasificarse en tres grupos:

  • Financieros: el activo subyacente es un producto financiero en sí mismo. Se incluyen derivados sobre acciones, divisas, tipos de interés, bonos, etc.
  • No fiancieros: son los derivados financieros cuyos activos subyacentes son generalmente productos y bienes como derivados sobre materias primas y otros productos básicos (metales, cereales, energía, etc).

Según la finalidad

Dependiendo de la finalidad con al que se negocie un derivado financiero este podrá se especulativo, de cobertura o hedge (vea ¿Qué es el Hedging?) o de arbitraje.

Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail
Mostrar Mas

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.