Home > Diccionario Forex > Ciclos de mercado

Ciclos de mercado

¿Qué son los ciclos de mercado?

Son las tendencias o patrones que pueden existir en un entorno de mercado dado, lo que permite a algunos valores o clases de activos poder tener un mejor rendimiento que otros.

Aunque los ciclos de mercado son a menudo difíciles de identificar hasta que han pasado y rara vez tienen un punto de inicio y final especifico, la mayoría de traders coinciden en que son una realidad y por ello siguen estrategias de trading que intentan obtener beneficiarse de las oscilaciones de los ciclos del mercado intentando identificar los puntos de giro o de cambio de ciclo.

De esta forma, en base a la observación de una serie de patrones en el precio repetidos en el tiempo, el trader puede desarrollar una hipótesis para predecir el movimiento futuro del mercado. Estos patrones se pueden, en teoría, identificar tanto con indicadores económicos como con indicadores técnicos.

De acuerdo a la teoría de Dow, hay diferentes de ciclos de mercado según su duración. Así se pueden distinguir ciclos de mercado a corto, medio y largo plazo, siendo los ciclos de mercado menores parte de los ciclos superiores.

Las fases del ciclo de mercado

Sea cual sea la temporalidad del ciclo de mercado, un ciclo de mercado se caracteriza por cuatro fases: acumulación, fase alcista, distribución y fase bajista. No importa el mercado al que nos refiramos, los ciclos de mercado tienen características similares en todos ellos. Así, en cualquier mercado se pueden patrones cíclicos de subida, máximo y caída.

Ejemplo de las fases de un ciclo de mercado

Acumulación

Esta fase ocurre cuándo el mercado alcanza su suelo o mínimo. Los inversores más avispados y traders experimentados comienzan a comprar pues prevén que la fase de bajada ha terminado. En esta fase el sentimiento general del mercado aún es bajista y los que habían entrado en largo durante la fase bajista y que aún mantenían sus posiciones acaban durante esta fase liquidando sus posiciones asumiendo las pérdidas. En este entorno, la tendencia del precio del mercado comienza a cambiar de negativa a neutral.

Fase alcista

El mercado ha estado en consolidación y estable durante un cierto tiempo en la fase de acumulación y el precio comienza a subir señalando el principio de la fase alcista. Muchos comienzan a subirse al carro alcista, incluyendo analistas técnicos, quienes ven que la acción del precio comienza a registrar mínimos sucesivamente mayores (vea la acción del precio, forex al desnudo) reconociendo que el sentimiento del mercado está cambiando.

A medida que se desarrolla esta fase, van entrando al mercado cada vez más compradores pasando el sentimiento del mercado a un estado eufórico produciéndose grandes subidas. En este momento es cuándo se suelen producir los mayores beneficios a corto plazo. El ciclo de mercado llega así su climax. Tras esta situación, los compradores más tardíos comienzan a entrar al mercado mientras que los inversores y traders más experimentados comienzan a vender. Así, la subida de precios comienza a ralentizarse.

Distribución

En la tercera fase del ciclo de mercado los vendedores comienza a dominar la situación. Esta parte del ciclo de mercado se identifica por un período en el que el sentimiento alcista de la etapa anterior se vuelve mixto o neutral. El precio a menudo se mantiene lateralizado contenido en una zona de rango que puede durar bastante tiempo aunque también puede ser de corta duración.

Cuándo esta fase concluye, el mercado comienza a cambiar de dirección y se forman patrones gráficos de cambio de tendencia bajista típicos como el doble techo, triple techo o el patrón cabeza y hombros.

La fase de distribución del ciclo de mercado es una etapa muy «emocional» para los mercados ya que los traders intercalan períodos de temor con períodos de esperanza, e incluso avaricia, pues el mercado puede parecer que comienza a subir fuerte de nuevo en varias ocasiones. El precio alcanza máximos que en muchas ocasiones pueden ser incluso excesivos para el activo dado y por ello los inversores más experimentados se mantienen fuera. El sentimiento del mercado comienza a ser neutral como transición al sentimiento negativo. Esta transición se puede acelerar por malas noticias económicas.

Fase bajista

La fase final de un ciclo de mercado se caracteriza por un sentimiento negativo generalizado. Al comienzo de esta fase aún quedan muchos compradores que se aferran a sus posiciones esperando que el mercado vuelva a subir.