Autoridad de Conducta Financiera – FCA

Equipo de eFXto enero 11, 2017 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

En la definición de FCA (Autoridad de Conducta Financiera) se puede encontrar que este es el ente regulador de la industria financiera en el Reino Unido, el cual tiene como objetivo estratégico garantizar el buen funcionamiento de los mercados financieros en dicho país. Para entender qué es la FCA, es importante destacar sus 3 objetivos operacionales: proteger a los consumidores, proteger y mejorar la integridad del sistema financiero del Reino Unido y estimular la competencia saludable entre los proveedores de servicios financieros, teniendo en cuenta los intereses de los clientes. Este ente fue creado el 1 de abril de 2013 por la Ley de Servicios Financieros.

Autoridad de Conducta Financiera – FCA Explicado

Autoridad de Conducta Financiera – FCALos objetivos estatutarios de la FCA vienen fijados por la Ley de Servicios y Mercados Financieros de 2000 y la Ley de Servicios Financieros de 2012. Esta última ley introdujo cambios importantes a la regulación de bancos y empresas financieras en el Reino Unido, y tiene como objetivo garantizar que el sector financiero gestione y contenga riesgos de una forma más efectiva luego de la crisis de 2008-2009.

Para cumplir sus lineamientos, la FCA cuenta con amplios poderes que incluyen generación de regulación y poderes investigativos y coercitivos. La FCA también tiene la capacidad de cobrar tarifas, lo cual es necesario considerando que es un ente independiente que no recibe recursos del gobierno. Por lo tanto, la FCA cobra tarifas a las firmas que regula y otras entidades, como bolsas de inversiones reconocidas.

Dichas tarifas proporcionan la mayoría de financiación necesaria para que la FCA lleve a cabo sus deberes legales. Según el significado de FCA, estas tarifas están basadas en diferentes factores como el tipo de actividades reguladas de la empresa, el volumen de dichas operaciones y los costos incurridos por el ente regulador.

0 Comments

There are no comments on this post.

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.