Correlación de divisas ¿Qué es? ¿Cómo lo uso?

eFXto abril 14, 2010 1 Comentario
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

En forex las divisas se cotizan en pares (euro-dólar, libra-yen, etc) y la cotización de cada par no es completamente independiente del resto sino que existe una correlación, una interdependencia. Por ejemplo, si el euro forma parte de dos pares de divisas, es probable que entre ambos exista cierta correlación que muestre como los acontecimientos que afectan al euro influyen en la cotización de ambos pares. Entender esta correlación, como medirla y como interpretarla puede ser una herramienta muy útil en tu portafolio.

Definición

Correlación en términos financieros es la medida de la relación entre dos instrumentos, en nuestro caso pares de divisas. Generalmente se expresa usando el coeficiente de correlación, dato que varía entre -1 y +1. Una correlación de +1 indica que dos pares de divisas se mueven en la misma dirección el 100% del tiempo. Por otro lado, un coeficiente correlación de -1 indica justamente lo contrario, que los dos pares de divisas objeto de estudio se mueve en dirección opuesta el 100% del tiempo. Hay que tener en cuenta también que una correlación de valor cero indica que la relación entre los pares de divisas es completamente aleatoria.

¿Por qué existe esta interdependencia entre pares de divisas? Para poner un ejemplo claro supongamos que está operando EUR/JPY (libra esterlina frente a yen japonés). Este par está dentro de los llamados cruces (pares de divisas que no incluyen al USD). El par EUR/JPY se puede considerar como un derivado de EUR/USD y USD/JPY por lo que el par EUR/JPY debe estar correlacionado con alguno de estos dos, o más bien a los dos. Por supuesto, la correlación entre pares de divisas va mucho más allá de este simple hecho y puede ser resultado muchos mecanismos y situaciones particulares. Por ejemplo, un entorno geo-político similar puede dar a dos divisas una correlación positiva haciendo que sus pares con el USD tengan cierta correlación.

Cálculo del coeficiente de correlación entre pares de divisas

El coeficiente de correlación no es algo estático sino que cambia con el tiempo debido a los numerosos factores que afectan a cada divisa. El cálculo del coeficiente de correlación entre pares de divisas es bastante tedioso. La fórmula es:

?xy = cov(X,Y) / ?x?y

Donde cov es la covarianza entre X e Y y ? es la desviación estándar.

Lo mejor para ahorrarse todo el trabajo es usar Excel y su función correl. Por ejemplo, si vas a calcular la correlación entre EUR/USD y GBP/USD para los últimos 20 días. Abre Excel y pon en una columna los precios de cierre de los últimos 20 días de EUR/USD, haz lo mismo en otra columna para GBP/USD. Al final de una de las columnas escribe =CORREL( ahora selecciona todas las celdas de la primera columna, la casilla de la fórmula ahora aparecerá =CORREL(A1:A20 y pon un coma al final. Selecciona las celdas de la otra columna. Cierra la fórmula, debe quedar algo como =CORREL(A1:A20,B1:B20) y pulsa enter. El resultado es la correlación entre EUR/USD y GBP/USD de los últimos 20 días.

Los datos de correlación más representativos son los referentes a 1 año, 6 meses, 3 meses y 1 mes.Y no es muy útil actualizar los datos de correlación cada día, hacerlo cada semana o incluso sólo cada mes es más que suficiente. También es importante anotar cada mes el coeficiente de correlación obtenido para así tener una visión de la correlación a largo plazo, por ejemplo la correlación del último mes es muy fuerte pero tenemos los datos de mes a mes desde hace 1 año y la media nos da una correlación baja, se puede concluir que esta fuerte correlación es puntual y no está acorde con la correlación histórica de los pares en estudio.

Interpretación del coeficiente de correlación

El coeficiente de correlación varía de +1 a -1 y puede que a veces lo veas transformado a % (-100% a +100%). Su interpretación se puede resumir según los siguientes puntos:

  • Máxima correlación: este es el valor de +1 e indica que los dos pares de divisas se mueven en la misma dirección siempre y a la misma velocidad.
  • Correlación opuesta máxima: los pares se mueven en dirección opuesta siempre y viene indicado por el valor -1.
  • Valores positivos próximos a +1: Valores positivos cercanos a +1 indican que los dos pares se mueven generalmente en la misma dirección la mayoría del tiempo y a una velocidad parecida. En general, un coeficiente de correlación mayor o igual a +0.85 se considera una correlación fuerte.
  • Valores negativos próximos a -1: Valores negativos ceranos a -1 indican que los dos pares se mueven en dirección opuesta la mayor parte del tiempo. En general, una correlación menor a -0.85 indica una correlación opuesta fuerte.
  • Valores entre 0.5 – 0.85 tanto positivos como negativos dan una correlación de fuerza media.
  • Valores del coeficiente de correlación pr debajo de 0.5 se considera una correlación débil, los pares se mueven en la misma dirección a velocidad bastante distinta y no siempre.
  • Coeficiente de correlación igual a cero: indica una total independencia, los dos pares de divisas estudiados se moverán en la misma dirección u opuesta de forma totalmente aleatoria e impredecible.

Uso de la correlación entre pares de divisas

Uso como estrategia de trading

El uso más generalizado de la correlación entre divisas viene de la búsqueda de oportunidades de trading cuando existe una desviación entre la correlación a corto plazo y la correlación a largo plazo.

Para usar esta estrategia y encontrar la oportunidad de trading debes anotar la correlación entre dos pares de divisas de los últimos días y comparar el dato con la correlación obtenida de un período más largo, por ejemplo de un año. Cuando la diferencia entre ambos datos sea alta tendrás una oportunidad de trading. Pongamos un ejemplo para explicar como y por qué:

Supongamos que vas a tradear en dos pares de divisas, A y B, con un coeficiente de correlación de 0.98 para el último año. Esto significa que ambos pares se mueve en la misma dirección practicamente siempre, tienen una correlación positiva muy fuerte. Si A se mueve hacia arriba, B se mueve también hacia arriba practicamente a la misma velocidad. De repente te das cuenta que la correlación con datos de una semana tiene un valor de 0.10. Teniendo en cuenta que históricamente ambos pares presenta una correlación de 0.98 podemos intuir que la correlación volverá a ese valor o a valores próximos. Debemos identificar que par de los dos se ha ralentizado y cual es la dirección en la que ambos se han estado moviendo a largo plazo para entrar en esta dirección en el par que se esté moviendo más lento.

Otra estrategia bastante común se basa igualmente en la identifación de desviación entre pares fuertemente correlacionados y operar su cruce. Por ejemplo podemos fijarnos en la correlación entre EUR/USD y USD/CHF, históricamente tienen una correlación negativa muy fuerte, casi del 100%. Cuando exista una caída brusca de la correlación entre ambos pares podemos tener oportunidades de trading en EUR/CHF interesantes.

Uso para disminuir exposición en el mercado

Conocer la correlación entre dos pares de divisas nos puede ayudar a la hora de tomar ciertas decisiones. Por ejemplo, es ampliamente conocido que los pares EUR/USD y USD/CHF tienen una fuerte correlación negativa, si el EUR/USD baja, el USD/CHF subirá casi el 100% del tiempo. Comprar en EUR/USD y vender USD/CHF es virtualmente como no tener posición en el mercado. Del mismo modo, mantener posiciones en dos pares con fuerte correlación positiva es casi como doblar el tamaño de una de las posiciones, por ejemplo ir en largo en EUR/USD y en AUD/USD.

Como ves el dato de la correlación nos puede ayudar a conocer un poco más que estamos haciendo con nuestras operaciones.

Uso como diversificación

En el párrafo anterior hemos visto como mantener una posición en la misma dirección en dos pares con fuerte correlación positiva es casi como doblar la posición en uno de los pares. Sin embargo, una correlación positiva fuerte pero imperfecta, no por encima de 0.85, puede servirnos para diversificar nuestra estrategia con el objeto de disminuir el riesgo. Por ejemplo, tenemos claro que el USD está débil por lo que decidimos comprar EUR/USD. Para diversificar nuestra estrategia de debilidad del dólar estadounidense podemos comprar la mitad en EUR/USD y la otra mitad en AUD/USD.

Uso como cobertura de posiciones

Cuando dos pares de divisas tienen una correlación fuertemente negativa podemos abrir posiciones en ambos pares a modo de cobertura. Por ejemplo, USD/CHF y EUR/USD tiene una correlación negativa casi perfecta. El valor del pip en EUR/USD es de 10 dólares por lote operado mientras que en USD/CHF es de 8.34$. Si vamos a ir en largo en EUR/USD, podemos cubrirnos comprando también en USD/CHF. El menor valor del pip en USD/CHF para el mismo tamaño de operación nos asegura que en caso de que nuestra operación principal vaya por buen camino, los beneficios superen a las pérdidas y, por otro lado, si nuestra posición principal en EUR/USD va mal, obtendremos un beneficio en USD/CHF que, si bien no cubre al 100% las pérdidas, las disminuye notablemente. Para más información sobre este uso mira la definición de Hedging (cobertura) y el artículo ¿Qué es el Hedging?.

Mostrar Mas