BARR – Bump and Run Reversal – Patrón gráfico de cambio de tendencia

IndicatoriNosu agosto 17, 2010 0 Comentarios
Compártelo: Facebook GoogleTwitterEmail

El BARR (Bump and Run Reversal) es un patrón gráfico que, como dice su nombre, tiene pronóstico de cambio de tendencia. Es un patrón relatívamente nuevo pues fue introducido en 1997; su desarrollo es atribuido a Thomas Bulkowski, autor de Encyclopedia of Chart Patterns.

La formación del BARR tiene lugar tras una especulación excesiva en los mercados que llevan al precio muy lejos y muy rápido. El patrón consta de tres fases definidas: lead-in o entrada, bump o bache y run o carrera. Veamos cada una de estas fases en detalle.

  1. Fase de entrada o lead-in: La primera fase de este patrón puede tomar bastante en formarse. Durante el desarrollo de esta fase el precio avanza de forma bastante ordenada, direccional y clara. En esta fase se dibuja una línea de tendencia que nos servirá después para confirmar el patrón. Esta línea de tendencia debe tener una inclinación moderada ya que si la inclinación es muy pronunciada, la posterior fase bump puede no tener una importancia suficiente para tenerla en cuenta en la formación del patrón. Tampoco se puede tener en cuenta en este patrón una línea de tendencia de poca inclinación ya que su ruptura dará la señal de venta y, si tiene poca inclinación, la señal puede ser demasiado tardía. Según el autor la inclinación recomendada es de 30 a 40 grados respecto a la horizontal. No obstante, he de mencionar que medir el ángulo de una línea de tendencia sobre un gráfico de una plataforma de trading puede diferir, y mucho, de un trader a otro en función de la configuración del gráfico (zoom, tamaño en pantalla, compresión vertical, etc), incluso del monitor de su PC. Por tanto, puede ser mucho mejor una estimación de la inclinación a modo visual si tienes experiencia suficiente.
  2. Fase bump o de bache: Tras la fase de entrada, con un avance del precio estable, se produce una subida fuerte y aguda. El precio se aleja bastante de la línea de tendencia dibujada en la fase lead-in. Se forma así una “protuberancia” en el gráfico a la que se llama bache. Con la formación del bache se puede dibujar una nueva línea de tendencia cuya inclinación tiene un ángulo muy superior al de la línea de tendencia de la fase lead-in. Idealmente, el ángulo de la línea de tendencia bump debe ser un 50% mayor al ángulo de la línea de tendencia lead-in. En otras palabras, la línea de tendencia bump deberá tener un ángulo entre 45 y 60 grados. Al igual que antes, una estimación visual puede ser suficiente e incluso mejor en algunos casos.
  3. Validación del Bump: Un punto clave en el patrón BARR es que el bache formado en la fase bump represente un avance del precio importante reflejando una alta especulación, la cual, no se puede mantener por mucho tiempo en el mercado. Para medir el nivel especulativo del mercado Bulkowski emplea la llamada medida “arbitraria”. Esta medida se realiza comparando dos medidas. La primera es la distancia entre el punto más alto de la fase lead-in y su línea de tendencia. La segunda medida es la distancia entre le punto más alto de la fase bump y la línea de tendencia lead-in. La segunda medida deber ser, como mínimo, el doble de la primera para que se pueda considerar que durante la fase bump ha existido una especulación en el mercado excesívamente alta.
  4. Agotamiento superior: Tras la fuerte subida debido a la excesiva especulación, el precio comienza a consolidarse dando como resultado una sucesión de picos y valles hasta que el precio comienza a dirigirse a la línea de tendencia lead-in cayendo por debajo de la línea de tendencia bump.
  5. Volumen: Al igual que la subida que experimenta el precio, el volumen es moderado durante la fase lead-in y va en incremento fuerte durante la subida experimentada en la fase bump.
  6. Fase Run o de carrera: La línea de tendencia lead-in representa un soporte en el que el precio puede reaccionar al alza. La fase run comienza cuándo el precio rompe definitívamente dicha línea de tendencia. Tras esta ruptura tenemos una señal de venta pues, previsiblemente, el precio continuará descendiendo. En la primera parte de la fase bump se da un incremento de precios muy rápida, la caída en la fase run puede ser igualmente rápida y especulativa.
  7. El soporte se vuelve resistencia: Como en la ruptura de cualquier línea de tendencia, soporte o resistencia, el nivel roto se convierte potencialmente en lo contrario. En este caso, la línea de tendencia lead-in se transforma en una resistencia potencial a la que le precio puede volver en un movimiento correctivo tras la ruptura. Otras resistencias a las que el precio puede volver en movimientos correctivos tras la ruptura se pueden encontrar en los mínimos alcanzados durante la fase bump.

Y como una imagen vale más que mil palabras, veamos un ejemplo ilustrado.

Ejemplo de Bump and Run Reversal en forex EUR/USD

En la imagen superior podemos ver un Bump and Run Reversal bajista para el EUR/USD. Vemos una fase lead-in. La línea de tendencia de esta fase tiene un ángulo de 22.6º. Durante la siguiente fase, Bump, se puede dibujar una línea de tendencia con un ángulo de 36.2º, más del 50% superior a la inclinación de la línea de tendencia lead-in; no obstante, como dijimos antes, más que el ángulo, la fase bump se valida por la relación entre las distancia entre el máximo de cada fase y la línea de tendencia lead-in, dicha relación debe ser superior a 2:1, en este caso se confirma pues 192:91 tiene una relación 2.10:1. También se puede observar como el volumen es menor durante la fase lead-in, comienza a aumentar al comienzo de la fase bump, luego disminuye y comienza a aumentar de nuevo en la fase run.

En este artículo he descrito el patrón Bump and Run Reversal bajista, de modo análogo se produce también en marcados bajistas dando lugar al Bump and Run Reversal alcista que da lugar a un cambio de tendencia hacia el lado alcista tras una tendencia bajista.

Mostrar Mas