Apuestas en Línea en España

España legalizó las apuestas en línea en 2011 y ahora es el hogar de muchos de los nombres más grandes del mundo en los juegos en línea. De hecho, España se sitúa por encima incluso del Reino Unido en términos de ingresos por apuestas totales y tamaño del mercado. España sirve como un ejemplo de cómo un mercado bien regulado, licenciado y legal puede generar ingresos fiscales significativos al tiempo que protege la integridad de las apuestas para sus ciudadanos.

SITO
CALIFICACIÓN
Espana
BONO
MÍN.DEP.
RESEÑA
ACCIÓN
pinnacle logo
$0
$10
RESEÑAREGISTRO
Betway logo
$50
$5
RESEÑAREGISTRO
bovada logo
$250
$20
RESEÑAREGISTRO

No era un camino fácil para llegar a donde está España hoy. El país tiene una larga historia de regulación estricta sobre todas las formas de juego. Tomó hasta 1977 para que España legalizara los juegos con dinero real de habilidad. En 1981, las franjas horarias y otras formas de juego basado en el azar se legalizaron. Finalmente, en 2011, el juego en línea fue oficialmente legalizado y regulado.

Legalización y Regulación en España

Las autoridades españolas tuvieron pocas palabras al respecto hasta el año 2011. Antes de ese punto, los sitios de apuestas españoles operaban al aire libre con poco miedo a la repercusión legal. Con el gobierno central sin una postura oficial, el destino de los juegos de azar en línea se dejó en manos de varias leyes locales de juego.

Durante ese tiempo, decenas de sitios de juegos internacionales dieron la bienvenida a los clientes españoles y el mercado floreció a pesar de la falta de regulación formal. La falta de regulación y la ausencia de precedentes legales dejaron el mercado abierto a los operadores extranjeros. Algunas de las grandes firmas con sede en el Reino Unido lo hicieron muy bien en España durante ese tiempo.

El gobierno español tomó nota a principios de los años 2000. En ese momento, no era un gran secreto que grandes sumas de dinero se estaban apostando en línea, con todo ese dinero yendo a los operadores extranjeros. Nada cambió inmediatamente, pero la discusión definitivamente golpeó la etapa nacional durante esos primeros años.

Ley de Juego de 2008: El 2008 fue un punto de inflexión para las apuestas deportivas españolas y el mercado en su conjunto. Una ley aprobada ese año dividió el país en 17 regiones que podrían emitir licencias a las casas de apuestas tradicionales. Las casas de apuestas extranjeras como William Hill, Ladbrokes y Bwin rápidamente se asociaron con marcas nacionales para abrir las primeras tiendas legales de apuestas deportivas.

Regulación de juegos de azar en línea de 2011: Inclinándose a la presión de la Comisión Europea, España comenzó a elaborar una legislación en 2009 que permitiría a los operadores extranjeros ofrecer sus servicios a los ciudadanos españoles junto con los operadores locales.

La Ley 13/2011 sobre Juegos de Azar (Enlace PDF) fue promulgada y los operadores extranjeros recibieron un número limitado de licencias para operar. Para 2012, decenas de sitios de juegos de azar extranjeros estaban operando en España junto con marcas locales.

España imputa todos los ingresos de los juegos de azar en línea a una tasa del 25 por ciento. Esta tasa es de las más altas del mundo. Muchos han criticado esta medida por el gobierno español, afirmando que una tasa tan alta de impuestos ahoga el crecimiento de la industria y conduce a la disminución de los ingresos tanto para el Estado como para los operadores de juegos de azar. Además, los impuestos extra obligan a las empresas a reducir las ofertas de bonificación, aumentar la inclinación, u ofrecer menos probabilidades atractivas.

Los sitios de apuestas en español con licencia deben operar en un dominio ‘’.es’’ y cumplir con estrictos estándares publicitarios. Puedes decir que un sitio tiene licencia si finaliza en un dominio ‘’.es’’. Si visitas la página web de una marca en España, deberás redirigirla a la versión ‘’.es’’. También puedes realizar una búsqueda aquí para determinar si un sitio web de apuestas en particular tiene una licencia adecuada.

Apuestas Deportivas en Línea en España

La mayoría de las formas de apuestas deportivas en línea son legales en España bajo la ley de 2011. Esto incluye apuestas deportivas directas, intercambios de apuestas y apuestas deportivas parimutuel. Las apuestas en vivo, siguieron siendo una zona gris legal al principio, pero la mayoría de las marcas ahora ofrecen apuestas en directo (se encuentran bajo la pestaña “apuestas en directo” en la mayoría de los sitios web de las casas de apuestas online).

Grandes casas de apuestas como Bet365.es y WilliamHill.es ofrecen miles de mercados repartidos entre cientos de eventos y docenas de deportes todos los días. La variedad es tan grande en el mercado español como en cualquier otro lugar. Por esta razón, los jugadores españoles tienen poco incentivo para visitar los sitios de apuestas extranjeros sin licencia.

Registrarte para tener una cuenta es un proceso bastante sencillo, solo presiona el botón “unirse ahora” y envía tu información personal. Los sitios de apuestas en español están obligados por la ley a verificar tu identidad, así que no te sorprenda si te piden una copia de tu DNI y posiblemente incluso una copia escaneada de tu tarjeta.

Juegos de Casino

Los juegos de casino con dinero real también son legales en España. Las leyes de juegos de azar se han relajado durante un período de años y los operadores con licencia ahora son libres de alojar todos los tipos más populares de juegos de casino que encontrarías en cualquier otro lugar del mundo. Las tragamonedas en línea, los juegos de cartas y los juegos especiales, como los dados y la ruleta, son legales.

Los sitios de casino requieren licencias únicas, aunque la mayoría de los grandes nombres en línea de juego poseen licencias propias para todas las formas de juego. Por lo tanto, todos los grandes sitios de apuestas españoles recomendados anteriormente ofrecen apuestas deportivas, juegos de casino y póquer en una sola ubicación.

Póker en Línea

El póker en línea goza de estatus legal en España con la mayoría de los grandes nombres reconocibles en el póker autorizados para operar. La ley es indulgente en que los juegos se pueden ofrecer para el dinero real. Los torneos, cash games y SNGs están disponibles en una amplia gama de apuestas.

Sin embargo, el póker en línea sufre en España debido a dos decisiones políticas importantes. Una de ellas es la política de “ring-fencing” incluida en la legislación de 2011. Bajo esta política, los jugadores de póker españoles permanecen segregados del resto del mundo. Si juegas en línea desde España, solo estarás sentado con otros jugadores de España. Este aislamiento virtual daña la liquidez y ha hecho difícil para el mercado del póker crecer.

Los altos impuestos a los operadores también dificultan que los sitios de póker españoles inviertan dinero en el crecimiento y las promociones dirigidas a los jugadores. Sólo el año pasado, algunos de la comunidad de póker español intentaron enviar un mensaje a la industria mediante la puesta en escena de un día de protección en la que los jugadores se negaron a jugar al póker en línea por un día. Los operadores recibieron el mensaje en voz alta y clara, pero el gobierno español parece reacio a cambiar su postura sobre cualquiera de las dos cuestiones.

El problema debe ser abordado tarde o temprano. Aunque es un poco anticuado ahora, un informe de 2014 encontró que el 43% de los jugadores de póker españoles están admitidos a jugar en sitios de póker ilegales, sin licencia. Aún más preocupante, casi el 13% informó que nunca juegan en sitios de póker con licencia en España.

Depósitos y Retiros

La legalización de los juegos de apuestas en línea ha hecho que sea mucho más fácil financiar nuestras cuentas de apuestas en España. Todos los métodos de pago que utilizarías para comprar cualquier cosa en línea también se pueden utilizar para colocar apuestas en el Internet. Tarjetas de crédito, tarjetas de débito y billeteras electrónicas como Skrill y Neteller están disponibles. Algunos sitios de apuestas también aceptan depósitos de TeleIngresso para transacciones reales en miles de cajeros automáticos, oficinas de correos y puntos de venta en todo el país.

Los retiros, en su mayor parte, se procesan con el mismo método que se utiliza para depositar. Rara vez tenemos que esperar más de un par de días hábiles para tener nuestro dinero en la mano. La mayoría de los sitios de apuestas toman 24-48 para procesar retiros mientras que los retiros instantáneos se están volviendo cada vez más comunes.